No me robes el tiempo…, ni tampoco los recuerdos.

Un recuerdo para los que ya no recuerdan. Original de mi amiga: Julia Ojidos.

Julia Ojidos

Imagen

El Tiempo, ahogando los minutos que le separa del día.

Encuentra en cada segundo una mirada perdida, una despedida; un fiel amigo que se marcha.

Has cruzado la barrera, esa barrera que nos separa de lo terrenal, solo es tiempo.

Tiempo para volvernos locos, para perdernos en nuestro destino.

Para llorar sin cuidado frente el que fue tu amigo.

Dulces gotas de esperanza cuando se cae al vacío,

en esa espiral de recuerdos que dejas en el olvido.

Todo lo marca el tiempo, pero también el destino.

Sentimientos que se agrupan, se despiertan, se trasforman.

Se dibujan con un solo trazo de orígenes perdidos.

Sin memoria y sin destino.

Se despoja de recuerdos y los abate como un bandido.

Arrastrando en su cabeza ¿cómo se llama? ¿quién ha sido?

Solo queda de él un pequeño cuerpo; un frío y triste vacío.

Dedicada a las personas que sufren alzheimer,  familiares y…

Ver la entrada original 80 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s