Cierra la puerta: Capítulo 3

3

PORTADA

Javier detuvo el coche enfrente del hostal donde Richard se hospedaría los próximos días. Sin bajar del coche, Javier le insistió:

— Ya sabes que puedes quedarte a dormir en casa.

— Lo sé, pero estaré bien, no te preocupes, amigo.

Richard le despidió, entró en el hostal y subió hasta su habitación, en la segunda planta. Una vez dentro, hizo un recorrido exhaustivo de toda la habitación, con mayor insistencia en el armario empotrado enfrente de la cama. La habitación era pequeña pero confortable. Apenas alcanzaba a tener 20m2, pero solo necesitaba descansar y pensar en cómo abordaría el plan que llevaba en su cabeza.

Se sentó en el borde de la cama y miró a su alrededor y evocó ese momento en el que se encontraban en la habitación 306 del hotel que le dejaría sin su amada, la imaginó saliendo de la ducha, con la bata medio abierta dejando entrever un sugerente sujetador rojo, mirando a esos preciosos ojos color miel y esa mirada honesta que casi siempre encandilaba a propios y extraños, también echaba de menos; pensó, sonriendo en la soledad de esa triste habitación, el genio y el carácter luchador que la caracterizaban.

Suspiró y se dejo caer lentamente sobre la cama, antes de que pudiera cerrar los ojos, algo golpeó la puerta. Se incorporo de inmediato, aterrorizado se llevo la mano al corazón, que parecía a punto de salir huyendo. Se puso en pie y se pegó como una lapa a la vieja puerta de madera. No escucho nada. Abrió con precaución y se asomo al pasillo. Un joven treintañero iba haciendo eses, se giró y le miró con los ojos inyectados en sangre, se movía de forma extraña, parecía llevar encima algo más que una buena cogorza.

—¿Sabes que es lo peor?  —preguntó de repente, pronunciado las palabras con cierta dificultad—. Lo peor es que ella lo sabe todo, te observa, ahora mismo  —le apuntaba con el dedo índice y su tono de voz iba subiendo paulatinamente— ella sabe que estas pensando en cosas muuuy malas. ¡Fracasaras, miserable! —chilló, dejando caer un hilillo de baba de su boca.

Richard no pudo evitar sentir una punzada en el estomago, ese tío hablaba como si le hubiera leído la mente, vale que estaba influenciado por la bebida y tal vez, por algún tipo de estupefaciente, pero parecían palabras pronunciadas por el mismísimo diablo.

El recepcionista llegó hasta la segunda planta, sorteando a las personas de otras habitaciones que habían salido a ver el espectáculo. El chico obedeció y no opuso retención cuando el hombre le pidió que le acompañara, pero cuando paso al lado de Richard sonrió, no fue una sonrisa cómplice en plan “me han pillado tío, ya me voy”, o una sonrisa gamberra en plan “la fiesta continua, colega, hasta luego”, nada de eso, a Richard le pareció la sonrisa más aterradora y turbadora que había observado en su jodida vida. Se atrevió a pensar en algo que le aterraba, pensó que esa sonrisa no era humana, no podía serlo.

Como era evidente, no pegó ojo en toda la noche, así que cuando el reloj que había en la mesilla de noche marcaba las tres de la madrugada, salió del hostal para dar un paseo. Necesitaba tomar aire. Paseaba por las calles del Ensanche y a esas horas apenas se veía un alma, el viento se desplazaba con brusquedad y las sombras tenebrosas y alargadas de las arboledas parecieran haberse adueñado de la ciudad. Se preguntó en voz alta que hacía allí, en la misma ciudad que le había arrebatado lo que más quería en la vida.

<<¿Es una locura haber venido hasta aquí?>> <<¿Debería regresar a casa, antes de que me encierren en un loquero?>>.

La respuesta llegó en forma de revelación. Richard no sabría decir si lo hizo intencionadamente o fueron sus pies; inconscientemente, los que le llevaron hasta allí, pero estaba en frente del edificio del “Hotel Nou Passeig”. Todo parecía diferente; el cartel renovado, la moderna puerta de cristal giratoria, la restaurada fachada; pero al mismo tiempo estaba igual que antes. Richard captó el mismo aire tenebroso, ese que le estremeció todo el cuerpo el día que se marchó de allí y miró el edificio por última vez. Percibió que algo maligno estaba aguardando bajo el bloque; que proyectaba un falso aura de transformación.

Tomó aire y se encamino a la entrada, una entrada al abismo…

PDF: Cierra la Puerta Cap.3

Anuncios

10 comentarios

    • Hola Rosita!! Espero que ya estés perfecta de tu resfriado!! 😀 Yo he estado fuera de España: París y Londres. Tenía problemas para conectarme, pero ahora ya estoy de vuelta. Me alegra saber de ti, un besote y un abrazo de vuelta para ti!! 😉

      Le gusta a 1 persona

      • Paris, Londres!!!Que belleza de países, tuve el gusto de conocerlos y volvería a ir nuevamente, es un paseo maravilloso..¡¡¡ Te felicito!!! Espero lo hayas disfrutado mucho… Te cuento que lo mio va mejorando, Mi nieta se ha recuperado del gran
        Shok, y la amiga ya no esta en como ha salido de ese estado tiene movimientos voluntarios día a día va adelantando algunos movimientos pero los ojos los abre muy poco… sabemos que escucha, pero por ahora es eso lo que hay. Y te diré Albertitus que es una alegría, aunque tiene que hacer recuperación.. Besos y muchos cariños..

        Le gusta a 1 persona

      • Buenas noches, Rosita. No te imaginas lo mucho que me alegra escuchar las buenas noticias referente a la familia. Poquito a poco espero que la amiga de tu nieta vaya recuperando todas sus funciones.
        Pues en Londres estuve estudiando, intentando mejorar mi Ingles (aunque creo que mejora poco, jaja), y no me dio tiempo a visitar y conocer todo lo que me hubiera gustado. París fue algo de paso, pero me gusto muchísimo, aquí volveré seguro, algún día…
        Bueno, ya sabes que me gusta saber de ti, amiga mía, un abrazo y besos llenos de energía y mucho amor y cariño. Y de nuevo, muy contento de saber de esa mejoría en todos vosotros/as 🙂

        Le gusta a 1 persona

      • Gracias Albertitus por todo…Cuando puedas disfruta viajando, allí se aprende mucho el Ingles, nos ha pasado a nosotros, pero tu eres joven y no te olvidarás y seguirás hablando Ingles!!! Buen Fin de Semana…cariños..

        Me gusta

    • Hola! Disculpa mi retraso en la contestación, estaba fuera del país y la conexión no era la ideal. No sabes cuanto me alegra escuchar esto, es una enorme satisfacción. Muchas gracias por tu comentario y espero que los siguientes capítulos te puedan seguir gustando igual!! Saludos!!
      😀

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s